miércoles, agosto 31, 2005
Gracias Por Todo
Eladia Blazquez


Qué mejor palabra que Gracias?
No se puede agregar nada más.
Gracias señora Eladia Blázquez.
Se fue, pero no del todo, porque nos dejó de ella lo mejor, su poesía.
Entonces, a mí no me jodan!!
No se fue nada!!


GRACIAS A PESAR DE TODO

A pesar de todo, me trae cada día

la loca esperanza, la absurda alegría.
A pesar de todo, de todas las cosas,
me brota la vida, me crecen las rosas.
A pesar de todo me llueven luceros, invento un idoma diciendo... ¡Te quiero!
Un sueño me acuna y yo me acomodo
mi almohada de luna, a pesar de todo.

A pesar de todo, la vida que es dura

también es milagro, también aventura.
A pesar de todo irás adelante, la fe en el camino será tu constante.
A pesar de todo, dejándola abierta,
verás que se cuela el sol por tu puerta.
No hay mejor motivo si encuentras el modo
que sentirte vivo, a pesar de todo.

A pesar de todo, ¡Que dulce tibieza!,
acechar tus pasos, tendida en la mesa.
A pesar de todo, el mágico asombro
de un beso y dos alas creciendo en mis hombros.
A pesar de todo ¡Ah! la fantasía
tejiéndonos sueños de amor y poesía.
Ciegos delirantes, esquivando el lodo,
vamos adelante... ¡A pesar de todo!

A pesar de todo, estoy aquí puesta
los pájaros sueltos y el alma de fiesta.
A pesar de todo me besa tu risa
y el duende y el ángel del vino y la brisa.
A pesar de todo, el pan en la plaza.
A pesar de todo la vida ¡Que hermosa!,
siempre y sobre todo de todas las cosas.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/31/2005 01:55:00 p. m. | Permalink | 2 Carcajadas Maliciosas
Fijación Oral

Mafucha, vos tenías antojo de naranjas, no?

Craving 3


Ah, no....
Lo tuyo eran frutillas.
Con crema te parece que quedarán bien?
Yo creo que sí.
Ustedes, qué opinan?

Craving 1 Craving 2



Me parece que los estoy malcriando demasiado.
En fin, una no puede contra su espíritu sádico.
Por otra parte, yo sufro de Fijación Oral.
Pobeshita yo! Tengo que sublimar de alguna manera.
Tengo en stock, material para laaaargo tiempo.
Pero lo voy a ir dosificando, no sea cosa de causar algún infarto, calambre, etc.
Buen miércoles para todos, mis criaturas calenturientas del Averno.
Enjoy!
Voy a buscar algo para satisfacer mis bajos instintos del día de la fecha.
Permiso...
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/31/2005 02:20:00 a. m. | Permalink | 20 Carcajadas Maliciosas
martes, agosto 30, 2005
Necesidades Varias
Baking




Tanta sobredosis de "The L Word" y la imperiosa necesidad de Mafucha por degustar algo dulce, dieron lugar a este post.
JEJEJE
Igual, no sé por qué, creo que más de uno/a lo va a disfrutar y me lo va a agradecer.
Sí, sí, lo sé, soy una diosa pagana.
De nada babies, yo también los quiero!
Buen martes!!
Enjoy!!
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/30/2005 11:00:00 a. m. | Permalink | 11 Carcajadas Maliciosas
lunes, agosto 29, 2005
No pude volver a la Camucha...
Rage




Grrrrrrrr!!!
Ergo, hoy no tendré un buen día.
No voy a sufrir yo solita.
Aténganse a las consecuencias.
Advertidos han sido.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/29/2005 11:40:00 a. m. | Permalink | 7 Carcajadas Maliciosas
Odio los Lunes
Monday


Me explico??
Ok??
Alguien me hace una "notita" pá mi jefa y le avisa que me quedo en la camucha?
Dale que sí?
Voluntarios?
Alguien?
Por fi??
Y si les digo que serán recompensados??
Escucho ofertas.
Me voy a esconder entre las sábanas...
Permiso...
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/29/2005 03:15:00 a. m. | Permalink | 9 Carcajadas Maliciosas
domingo, agosto 28, 2005
He aquí mi frase del semestre!
Fresh



I need to freshen up my gonads!!


Sí, sí, sí...
Finalmente, han dado en la tecla.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/28/2005 06:40:00 p. m. | Permalink | 9 Carcajadas Maliciosas
Revelaciones
Dedito
Good Girls & Bad Girls


Hace rato que he admitido que tengo el "Sí" fácil (la carne es débil y al menos soy honesta conmigo misma y con los demás al admitirlo).
Lo que nunca imaginé es que tenía un "No" muy poderoso, mejor dicho, contundente.
Debe ser porque, hasta ahora, no había hecho uso de esta palabra. Mejor dicho, no me había dado cuenta de sus implicancias.

Si me pongo de la vereda de enfrente, de la del receptor, obtener un "No" por respuesta suele causar ira, impotencia, frustración, tristeza.

Nunca creí que fuera posible utilizar esta palabra y ver sus efectos de forma inmediata. Ahora que tuve la oportunidad de hacerlo, lo confieso...
Mis "Sí" son fáciles.
Mis "No" son terminantes, inflexibles, dañinos y, hasta a veces crueles, casi, casi, como un golpe en el estómago, de esos que te dejan sin aire.

Mis "No" son poderosos. Me dí cuenta de que los necesito.
Debo aprender a utilizarlos y a dominar este arte.
Tengo la certeza de que volveré a necesitar de mis "No" muchas veces más a lo largo del camino.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/28/2005 02:50:00 a. m. | Permalink | 9 Carcajadas Maliciosas
miércoles, agosto 24, 2005
Llega una nueva línea de Yogurteras
Braun presenta....

Yogurtera


De 07:00 a 13:00, depositen su muestra aquí...
Gracias!
(Dicen que es buena para la piel)



 
Elucubró Cruella De Vil el 8/24/2005 03:25:00 a. m. | Permalink | 14 Carcajadas Maliciosas
martes, agosto 23, 2005
Girls Just Wanna Have Fun...!!


Jennifer Beals (Bette) Erin Daniels (Dana)

Pam Grier (Kit) Leisha Hailey (Alice)

Laurel Holloman (Tina) Mia Kirshner (Jenny)

Karina Lombard (Marina) Kate Moennig (Shane)


Como he visto que he propiciado un caos en un par de "Asiduos Conspiradores" (Blogs Vecinos)
Pienso hacerme cargo...
He aquí a las 8 diosas de "The L Word".
Parece que la discusión del día fue
a) ¿Sí o No con una mujer?
b) ¿A quién elegirías?
c) ¿Barro o Chocolate? (a pedido de la platea masculina, mientras se secan el hilito que les chorrea por la comisura)

Ya que estuve todo el día ausente y he tirado la primera piedra recomendandoles a Gansitú y a Forritú este programejo... voy a ser la primera en contestar.

Quedan todas invitadas a responder el cuestionario a gusto y voluntad.

Acá voy:

a) Nunca estuve con una mujer. Me gustan los hombres, MUCHO. Pero, si algún día, mi pareja me propusiera un trío, lo consideraría. Previa supervisión de la fémina en cuestión (no sólo le tiene que gustar a él, a mí también). O qué soy yo, verdurita?

b) A mí me gustan los morochos. Así que rubios/as, descartadas. Lo siento en el alma.

De estas 8 chicas, me quedo:

1º) Jennifer Beals, la primera (la de Flashdance) que está más linda que nunca a sus cuarenta y un años (y a punto de ser mamá de su primer hijo en Noviembre, faltaba el dato cholulesco)

2º) Kate Moennig (la última, de pelo corto), debe ser porque su personaje en The L Word (Shane) es el más masculino de todos y el de personalidad más fuerte (me sale la masoquista del alma).

c) ¿Barro o Chocolate? Hmmm, está difícil la cosa. Pero como soy una chica práctica, matemos dos pájaros de un tiro y embarrémonos en chocolate fudge!!

Bueh, yo cumplí con Dios, La Patria y la tribuna de lobos aulladores y calenturientos de siempre. La imaginación al poder muchachos! Bon apetit!!

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/23/2005 04:35:00 a. m. | Permalink | 38 Carcajadas Maliciosas
lunes, agosto 22, 2005
Rhetorical question...

Hammer 2


Why do I keep hitting myself with a hammer?
I think it´s because it feels so darn good when I stop!
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/22/2005 04:25:00 a. m. | Permalink | 4 Carcajadas Maliciosas
Soy egoísta y quería que lo supieras
Abrazo


Quién hubiera podido imaginar que un gesto, tan simple como un abrazo tuyo, me sería tan imposible de obtener, que estaría absolutamente fuera de mi alcance?
Y, sin embargo, es así.
Justo cuando más necesito tenerte cerca (más de lo que jamás pensé), es cuando te siento más lejos (más aún de lo que estás, cosa que jamás hubiera pensado posible).

Siempre fuimos capaces de hablar con franqueza, con el corazón en la mano y sin medias tintas, como a vos y a mí nos gusta. Sin metáforas ni alegorías, al pan, pan y al vino, vino. La poesía, para los libros. Nosotros decíamos lo que sentíamos y pensábamos.

Sin embargo, cuando sentiste, que la proximidad era demasiada, me "vetaste". Me pediste que te hiciera una promesa. Yo acepté cumplir con tu pedido: no hacerte saber nunca aquello que no querías saber. Me pediste que no te contara nada, no querías enterarte. Me pediste que me lo guardara yo y que no lo compartiera. Dijiste que, si te enterabas, eras capaz de seguir tus impulsos, de cometer una locura, de asumir un riesgo.
En definitiva, te prometí algo que te haría sentir seguro, tranquilo.

Siempre te aseguré que no era de esas personas que prometen cosas si saben que no podrán cumplirlas.
Hoy me arrepiento de esa aseveración. Hoy me arrepiento de esa promesa que te hice.
Y, tal como lo hice hace unas semanas, te vuelvo a pedir perdón.
No pude cumplirla.

Tenés que saber que soy una egoísta de mierda, tan egocéntrica que doy asco.

Tenés que saber que:
- necesito de tu abrazo
- necesito que me digas que todo va a estar bien
- necesito que me hagas reír como vos sabés (aunque después me tengas que explicar tus chistes!)
- necesito que soportes mis días espantosos (últimamente, casi todos), sólo como vos podés
- quiero saber de vos, que me cuentes qué te pasa, cómo estás, qué sentís
- quiero que recuerdes que siempre estoy acá, con los oídos atentos y el corazón dispuesto para cuando me necesites
- quiero que me necesites

Hoy, lunes 22 de agosto de 2005, voy a estar esperando a que decidas romper tu silencio, salir de tu ostracismo y así dejar de sentirme tan lejos tuyo.
Aunque vos y yo sabemos que lo estoy.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/22/2005 01:20:00 a. m. | Permalink |
sábado, agosto 20, 2005
Gansitú Dixit...
Leche Condensada 1 Leche condensada 2


"A mí me pierde la Leche Condensada"


No further comments.

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/20/2005 07:00:00 p. m. | Permalink | 19 Carcajadas Maliciosas
Yo Soy Así...

Tita


Según parece, me han contado y he leído por ahí, se suele tener una rara concepción de quién soy (o ¿qué soy?).

No me considero un enigma, lejos estoy de serlo.

Por el contrario, creo que si de algo peco (lindo verbo ese, "PeCaR"), es de ser excesivamente gráfica, directa y puntual. Muchas veces hasta el límite de la exasperación y la arcadita. JA!

Pero, al sólo efecto de orientar a un par de mareaditos, han de saber que no se necesita un "manual" para entenderme. Basta con saber leer cuidadosamente, no quedarse con lo literal, ser capaz de leer entre líneas y tener un poquito de memoria, nada más.
Lo mío es transparente, simple y sencillo.

"Qué mina hija de puta!" - dirán algunos/as (más de los que suponen) y tendrán razón.

"Qué buena mina!" - dirán otros/as
(me quieren demasiado y no han tenido oportunidad aún de ver mi "dark side", y vaya si lo tengo!)

"Qué guarra!"
- dirán todos (al unísono, a coro y a tres voces) y nuevamente, estarán en lo correcto.

A decir verdad, soy una hija de puta, con "ataques" de buena mina y 100% guarra.

Hace un tiempo que dejé de preocuparme por lo que piensen de mí, hace tiempo también que dejé de ser políticamente correcta para ser correctamente fiel a mi política, le pese a quien le pese.

Tengo bien en claro que provoco, he provocado y seguiré provocando: más de un comentario, un ceño fruncido, una carcajada, caras de incredulidad y varios dolores de cabeza (y pá qué negarlo? de huevos también).

Pero, seamos honestos, creen ustedes que, así como yo hablo de otros...estos otros no hablan de mí?

Se dice de mí... se dicen tantas cosas...

Siga usted Tita, que a usted le sale mejor...

---------------------------

Se dice de Mí
Milonga (1943)
Música:
Francisco Canaro / Letra: Ivo Pelay

Se dice de mí,
se dice de mí...
Se dice que soy fiera,
que camino a lo malevo,
que soy chueca y que me muevo
con un aire compadrón,
que parezco Leguisamo,
mi nariz es puntiaguda,
la figura no me ayuda
y mi boca es un buzón.

Si charlo con Luis, con Pedro o con Juan,
hablando de mí, los hombres están.
Critican si ya, la línea perdí,
se fijan si voy, si vengo o si fui.

Se dicen muchas cosas,
mas si el bulto no interesa,
por qué pierden la cabeza
ocupándose de mí.

Yo sé que muchos me desprecian compañía
y suspiran y se mueren cuando piensan en mi amor.
Y más de uno se derrite si suspiro
y se quedan si los miro resoplando como un Ford.

Si fea soy,
pongámosle,
que de eso aun no me enteré,
en el amor, yo sólo sé
que a más de un gil, dejé de a pie.

Podrán decir, podrán hablar,
y murmurar, y rebuznar,
mas, la fealdad que Dios me dió,
mucha mujer me la envidió
y no dirán que me engrupí
porque modesta siempre fui.
Yo soy así.

Y ocultan de mí,
ocultan que yo tengo,
unos ojos soñadores,
además otros primores
que producen sensación.

Si soy fiera sé que, en cambio,
tengo un cutis de muñeca,
los que dicen que soy chueca,
no me han visto en camisón.

Los hombres de mí critican la voz,
el modo de andar, la pinta, la tos.
Critican si ya la línea perdí,
se fijan si voy, si vengo, o si fui.
Se dicen muchas cosas,
mas, si el bulto no interesa,
por qué pierden la cabeza
ocupándose de mí.

Yo se que hay muchos me desprecian compañía,
y suspiran y se mueren cuando piensan en mi amor.
Y más de uno se derrite si suspiro
y se quedan si los miro resoplando como un Ford.

Si fea soy,
pongámosle,
que de eso aún no me enteré
en el amor, yo sólo sé,
que a más de un gil, deje de a pie.

Podrán decir, podrán hablar,
y murmurar, y rebuznar,
mas la fealdad que Dios me dió,
mucha mujer me la envidió.
Y no dirán que me engrupí
porque modesta siempre fui.
Yo soy así.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/20/2005 12:10:00 a. m. | Permalink | 6 Carcajadas Maliciosas
jueves, agosto 18, 2005
Cuando de pecar se trata...

Condena



...a mi juego me llamaron!
Porque me gustó y se la recomendé a cuanto incauto se cruzó en mi camino.
Porque me torturé todo el día y parte de la madrugada con esta canción.
Porque habla de pecar (ah...qué tiempos aquellos!).
Porque habla de condenas (debo estar pagando todas las que hice juntas, si no, no me lo explico!).
Porque no entendés nada!
Porque tiene algo de rumbita y te dan unas ganitas de bailar, que pa qué te digo y pa qué te cuento!
Porque Mafi y Gaya se peleaban por quién la posteaba antes.
Pastillitas... a Mamuchi!
Acá va enterita!

----------------------------------------

Tu Corazón – Lena Burke & Alejandro Sanz

Que sensación tan extraña
aquella que sentí
al escuchar tu corazón
que falsedad la que engaña
a todos en aquel viejo salón.

Por eso yo,
ya no se que voy hacer sin tu amor
si no puedo escapar de esta llama
que incendia mi cuerpo.
Yo, ya no intento descubrir qué pasará,
si prefiero morir que aguantar lo que siento
todo lo que yo llevo, lo llevo por dentro.

Que sensación tan extraña,
llegó sin avisar y acorraló mi corazón
qué escondes dentro de tu alma
que me hace alucinar, y hasta perder la razón

Por eso yo
ya no sé qué voy hacer sin tu amor
si no puedo escapar de esta llama
que incendia mi cuerpo
yo, ya no intento descubrir qué pasará
pues prefiero morir que aguantar lo que siento
todo lo que yo llevo, lo llevo por dentro

Que me condenen a cien años,
que me destierren si te beso,
que me castigue Dios si peco,
y grito a voces que te quiero.

Que angustia siento en el alma
pues tengo que callar, cuando en verdad quiero gritar
qué misteriosa la calma
se oculta en el umbral de mi ansiedad.

Por eso yo
ya no sé qué voy hacer sin tu amor
si no puedo escapar de esta llama
que incendia mi cuerpo
yo, ya no intento descubrir que pasará,
si prefiero morir que aguantar lo que siento
todo lo que yo llevo, lo llevo por dentro.

Que me condenen a cien años,
que me destierren si te beso,
que me castigue Dios si peco
y grito a voces que te quiero.

Que me condenen a cien años,
que me destierren si te beso,
que me castigue, (ay que me castigue Dios si peco
y grito a voces que te quiero)

Cien años me van a ser poquito ya...
te lo digo yo...
que me castigue Dios si peco,
y digo que... te quiero
que me condenen a...
y no encuentro la calma
que me condenen...

ay, corazón

Ay que me castigue Dios si peco
y grito a voces que te quiero...

Que me condenen, que me destierren,
que me castigue Dios, que me condenen a cien años
cien años me van a parecer muy poco, corazón.

Y yo te dejo mis sentimientos, mis sufrimientos,
entrego todo lo que tengo, guardado aquí en mi corazón
lo que yo llevo por dentro.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/18/2005 04:10:00 a. m. | Permalink | 23 Carcajadas Maliciosas
miércoles, agosto 17, 2005
La Nueva Casita de Mafucha
Psycho Mood


Tras que es Bipolar.
Ahora súmenle: Border y Psicótica. (Boni, vas camino a eso, vos también)
En cualquier momento, la mandamos a esta residencia.
Y así nomás, onda "Big Brother", le instalamos camaritas para ver qué tal se lleva con Norman Bates.
JE!
No podría asegurar quién de los dos sería el que se raja primero!
Es una lucha sin cuartel y denodada para que sus neuronas intenten hacer sinapsis.
No hay caso, no hay caso.
Dr. Chocolatín con Sorpresa, le derivo acá a la paciente.
Tome la posta y hágase cargo.
Si logra solucionarle los "problemitas" le damos el título Honoris Causa.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/17/2005 02:35:00 p. m. | Permalink | 27 Carcajadas Maliciosas
Nada de Vicios...
Círculo Nada Vicioso


No bebo, no fumo, no apuesto, no..., no NADA DE NADA!
DEBO haber sido una TROLA DE SIETE SUELAS en mi otra vida.
Bueh, en esta vida tuve mi cuarto de hora, para qué negarlo?
Esto tiene que ser algún tipo de venganza kármica.
Hmm, o alguna "bomba litoraleña" le anda clavando alfilercitos a una muñequita con mi bello rostro.
Sí, sí, sí.
No le encuentro otra explicación.
Me leen desespereitid?
Naaaaaaa, ni allí!
Camino por las paredes, nada más. Véanle el lado positivo, he logrado romper con las Leyes de Gravedad (entre otras cosas).
Soy una Freak of Nature (bueh, díganme algo que no sepa!)
Fuera de eso, estoy fresca como una lechuguita.
Bueh, visto y considerando que el muerto no declara, me voy a meter la capocha dentro de un balde con agua helada.
Permiso...
PD: Gracias a Ger (espíritu de boy-scout, si los hay!) y a Gansitú por la inspiración divina!
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/17/2005 03:30:00 a. m. | Permalink | 36 Carcajadas Maliciosas
martes, agosto 16, 2005
Strings Attached
The Puppet Master



No me gusta sentir que no tengo control de lo que pienso o de lo que siento.
Soy una "control freak" confesa y asumida. Se me nota y no hago nada por evitarlo.
Por eso, me rompen soberanamente los esquemas, estas épocas en dónde me siento "con raíces".
No, no. Mejor dicho, me siento controlada por alguien que no soy yo.

Siento que alguien tironea de mis cuerdas, maneja mis movimientos y que, al estar sujeta de pies y manos, soy incapaz de actuar a voluntad. Me veo obligada a seguir un mandato ajeno.
Y que, aún cuando digo que me disgusta, algo de placer masoquista me lleva a seguir sometida a una voluntad que no es la mía.

Mi parálisis no es motriz (no me siento impedida de trasladarme) o racional (soy absolutamente consciente de mi situación). Mi sumisión, mis ataduras son de otro tipo.

Definitivamente, sufro de "bondage emocional".
Muy S & M lo mío, lo sé.
No podía ser de otra manera, casi cualquier tema que se relacione conmigo tiene su cuota de "bisarrez" (Angie dixit), de otra forma, dejaría de ser yo.

Lo que me resta averiguar es:
¿Este "bondage emocional", es tal?
o
¿Me resulta más "seguro" pensarlo así porque me libera del dilema de enfrentar lo que siento y dejar de lado mi "escudo racional"?

Creo (quienes me conocen estarán de acuerdo) que gana la segunda opción por goleada.

La Puta Madre que lo Parió! Hasta eso tengo claro!

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/16/2005 03:00:00 a. m. | Permalink | 16 Carcajadas Maliciosas
lunes, agosto 15, 2005
Felíz Día y Pronto Reestreno!
Cobweb

Para vos y para mí, Mafucha.
Sólo nosotras sabemos lo que este día significa.
A este paso, vamos por más!!!
A batir records, CARAJO, MIERDA!!
Y que vengan si son guapos porque quedarán hecho harapos!! (me salió con rima y todo...toy hecha una pueta, hasta se activa mi creatividad, qué más se puede pedir a la vida?).

Hermanitas


De acá a las Claretianas y/o a las Carmelitas Descalzas, en vuelo sin escalas.
Ya hablaremos al respecto y veremos cuáles son nuestras opciones.
Yo me ofrezco a conseguir los folletos.
Vos sabés que soy una chica que toma sus precauciones.
Por lo pronto, acá va un "Preview" de nuestro futuro, si las cosas siguen en esta tesitura.
Andá recorriendo tiendas y buscando telas de verano e invierno.
En materia de colores, no va a haber problemas. Viene monocromática la cosa, pero viste que el negro adelgaza, no?

PD: Ya sé, ya sé, de "Con P de..." a esto hay diferencias abismales. Pero la ocasión ameritaba.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/15/2005 12:01:00 a. m. | Permalink | 25 Carcajadas Maliciosas
domingo, agosto 14, 2005
Con P de...
Con P


Me gustaría despojar a estas cuatro letras de su histórica connotación negativa.
Durante años, este breve vocablo, ha sido utilizado para acompañar a las más variadas especímenes imaginables cuando se quería dar de ellas una descripción o definición de desagradable o, ¿por qué no? carácter de mujer "Poco Recomendable".
Bueno...Desmitifiquemos!
Señoras y señoritas, no se las den de pacatas y pongan caras de "Yo no fui". Más de una de ustedes, por no decir TODAS, disfrutan de jugar ese rol para sus esposos, novios, maridovios, amantes, amigos con derecho a roce y demás hierbas.

Señores, al menos cuento con que suelen ser más honestos con ustedes mismos de lo que somos nosotras. A ustedes les gusta que sus esposas, novias, mujerovias, amantes, amigas con derecho a roce y demás hierbas, asuman ese rol. Disfrutan de ese juego y son ávidos participantes, o no?

Sabido es que, a lo largo de generaciones, se ha ido manteniendo la transmisión oral de madres a hijas del siguiente consejo que ha adquirido, hoy día, la categoría de dogma de fe:

"Todo hombre desea: una Madre en la Cocina, una Dama a la hora de recibir invitados y una Puta en la Cama."
Sí, señores.
Este es el consejo que las féminas hemos recibido a lo largo de generaciones (en voz baja y susurrado, por supuesto, porque era un tema tabú).
Este es el gran secreto, el "manual de instrucciones" que debíamos saber a la perfección si no queríamos quedarnos "para vestir santos".
Vaya contradicción!
Ahora resulta que, cuando una intenta en su permanente búsqueda de la autosuperación, obtener la suficiente experiencia y "horas de vuelo" en estas lides (hablo de la que se desarrolla en el dormitorio en particular) es una mujer fácil, regalada, en otras palabras... FLOR DE PUTA?
Todo esto, of course, dicho con el más despectivo de los tonos y la peor mirada de reprobación.
Lo peor del caso es que somos las mismas mujeres las que ejercemos las críticas más feroces. Sí, lo admito. Nosotras somos peores.
Somos Brujas Joder! Qué esperaban? A Heidi?
Pero (siempre hay un pero), muchachos...ustedes no se quedan atrás!
Acá no se salva nadie.
A la hora de criticar, ustedes también tienen lengua viperina.
Quién los entiende?
Una se desloma en pos de su futura satisfacción y así le pagan.
La vida no es justa. Menos aún para una perfeccionista como la que suscribe.
De todos modos, sepan ustedes que en el Amor, en la Guerra y en el Sexo todo se vale.
Ya sé, me ganaré la crítica de muchos.
Dirán que no soy la suficientemente específica, clara y concisa (seamos realistas, muchos esperaban un porno post, o me equivoco?)
Cómo serlo?
Disertar sobre sexo daría lugar a un post infinito, plagado de ilimitadas posibilidades, alternativas y opiniones.
En la variedad, está el gusto señores!
Se aceptan comentarios, sugerencias, críticas y aportes para que el género femenino todo siga su paso, sin prisa pero sin pausa, hacia la perfección.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/14/2005 04:00:00 a. m. | Permalink | 8 Carcajadas Maliciosas
martes, agosto 09, 2005
Tengo ganas de...
Cruisin


Huir, escapar, evadir... llamalo como quieras.
Sabido es, por quienes me conocen, que no sé conducir (shhh, en realidad, sé pero como no me gusta, siempre me negué rotundamente a sacar la licencia).
Yo te invito, y si nos vamos? Te animás? A dónde?
A cualquier parte, a donde sea, a donde nos lleven las ganas.
Salgamos de acá.
A sentir el viento en la cara.
A ver un poco de verde.
A cambiar de aire.
A conocer nueva gente.
A romper con el tedio del día a día.
Tan simple y tan sencillo.
Nada más.

-----------------------------

Cruisin

Baby let's cruise
Away from here
Don't be confused
The way is clear
And if you want it, you got it forever
This is not a one night stand, baby
So, let the music take your mind
Just release and you will find

You're gonna fly away
Glad you're goin' my way
I love it when we're cruisin' together
Music is played for love
Cruisin' is made for love
I love it when we're cruisin' together

Baby tonite
Belongs to us
Everything´s right
Do what you must
And inch by inch we grow closer and closer
To every lil part of each other
Oh, baby yeah

So, let the music take your mind
Just release and you will find
You're gonna fly away
Glad you're goin' my way
I love it when we're cruisin' together
Music is played for love
Cruisin' is made for love
I love it when we're cruisin' together
Cruise with me baby.

Oh, baby let's cruise
Let's float, let's glide
Oh, let's open up and go inside
And if you want it, you got it forever
I could just stay here beside you and love you baby

Let the music take your mind
Just release and you will find
You're gonna fly away
Glad you're goin' my way
I love it when we're cruisin' together
Music is played for love
Cruisin' is made for love
I love it when we're cruisin' together

You're gonna fly away
Glad you're going my way
I love it when we're cruisin' together
Music is played for love
Cruisin' is made for love
I love it when...I love it, I love it,I love it
Oh,Cruise with me baby
I love it when we're cruisin together

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/09/2005 02:37:00 p. m. | Permalink | 21 Carcajadas Maliciosas
.....
Drop


La monotonía se siente cada vez más cercana.
Con el correr de los días, va aumentando la frecuencia con la que se hace notar.
La siento pasar, ir, venir, describir círculos a mi alrededor.
Me mira, me "estudia".
Va y viene, cada vez, en intervalos más breves.
Oscila, como un péndulo.
Corro el riesgo de que comience a sentirse demasiado cómoda conmigo.
Corro el riesgo de comenzar a sentirme demasiado cómoda con ella.
Corro el riesgo de comenzar a aceptarla, recibirla como algo familiar, habitual.
Quizás peor aún, corro el riesgo de comenzar a pensarla y sentirla propia, intrínseca, ¿genética?
Y mi gota cae, incansable, constante.
Como aquella otra, la irremediable, la implacable, la que a fuerza de repetir su monótona danza, horadaba la piedra. Aquella que significaba paciencia, constancia, empuje.
Y mi gota cae, incansable, constante.
Vacía de toda virtud, carente de significado alguno.
O quizás sí.
Y mi gota cae, incansable, constante.
Tal vez esperando a que detenga su monótona danza.
Desafiándome a que le de fin a su rítmico golpeteo.
Desafiándome a que le impida seguir horadando y haciendo estragos con mis ganas, con mi ánimo.
Desafiándome a que le ponga fin a esta monotonía.
Pero no puedo. ¿No quiero? No sé cómo.
Mientras tanto, ella sigue, cae, incansable, constante.
Destructiva.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/09/2005 03:50:00 a. m. | Permalink | 10 Carcajadas Maliciosas
lunes, agosto 08, 2005
Resonando en mi Cabeza
Annie Lenox


Sigo con música en la cabeza (escucho voces, esquizofrenia, quizás?), de esa que no se puede dejar de cantar, ni aunque lo intentes.
Esto es lo que vengo canturreando desde ayer...
Convengamos que sigue siendo buena música, eh?
De todas formas, ahora que analizo la letra... tan o más pesimista que la anterior.
Ese, es otro tema.


-------------------------------------


Walking on Broken Glass
Annie Lennox


You were the sweetest thing that I ever knew
But I don’t care for sugar honey if I can’t have you
Since you’ve abandoned me

My whole life has crushed
Won’t you pick the pieces up
’cause it feels just like I’m walking on broken glass

Walking on walking on broken glass

The sun’s still shining in the big blue sky
But it don’t mean nothing to me
Oh let the rain come down
Let the wind blow through me
I’m living in an empty room
With all the windows smashed
And I’ve got so little left to lose
That it feels just like I’m walking on broken glass

Walking on walking on broken glass

And I’ve you’re trying to cut me down
You know that I might bleed
Cause if you’re trying to cut me down
I know that you’ll succeed
And if you want to hurt me
There’s nothing left to fear
Cause if you want to hurt me
You’re doing really well my dear

Now everyone of use was made to suffer
Everyone of us was made to weep
But we’ve been hurting one another
And now the pain has cut too deep...
So take me from the wreckage
Save me from the blast

Lift me up and take me back
Don’t let me keep on walking...
Walking on broken glass.

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/08/2005 11:37:00 a. m. | Permalink | 4 Carcajadas Maliciosas
Excepciones

Sorry



A lo largo de la vida solemos hacer muchas promesas.

En lo personal, mantengo la política de cumplir con las promesas que hago e intento no prometer lo que sé que no voy a poder cumplir.

Ultimamente, aprendí, entendí, comprendí, asumí, que algunas promesas fueron hechas únicamente para ser rotas.

Pido perdón por adelantado.

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/08/2005 02:00:00 a. m. | Permalink |
domingo, agosto 07, 2005
Una de Fantasmas...
Fantasma

Porque me gusta esta canción desde que, allá lejos y hace tiempo, la escuché por primera vez.
Porque invita a seguir el ritmo con los pies.
Porque viene bien para mi ánimo.
Porque habla de tiempos pasados y de nostalgia y de que, a pesar de todo, la vida sigue.
Porque todos somos efímeros, pero aún así, parece que nuestro recuerdo o algo nuestro siempre queda.
Porque me gusta el Nano, particularmente sus temas "viejos", que no son tales, sino que son clásicos.
Porque, aunque sé que hay temas mejores, a mi me gusta ESTA.
Porque este es mi blog y pongo lo que se me canta la regalada gana y si no te gusta...AHI TENES LA PUERTA!
------------------------------------------------
Los Fantasmas del Roxy
Letra de Joan Marsé y J.M.Serrat
Música de J.M. Serrat

Sepan aquellos que no estén al corriente,
que el Roxy, del que estoy hablando, fue
un cine de reestreno preferente
que iluminaba la Plaza Lesseps.

Echaban NO-DO y dos películas de ésas
que tú detestas y me chiflan a mí,
llenas de amores imposibles y
pasiones desatadas y violentas.

Villanos en cinemascope.
Hermosas damas y altivos
caballeros del Sur
tomaban té en el Roxy
cuando apagaban la luz.

Era un típico local de medio pelo
como el Excelsior, como el Maryland,
al que a mi gusto le faltaba el gallinero,
con bancos de madera, oliendo a zotal.

No tuvo nunca el sabor del Selecto
ni la categoría del Kursaal,
pero allí fue donde a Lauren Bacall
Humphrey Bogart le juró amor eterno

Mirándose en sus ojos claros.
Y el patio de butacas
aplaudió con frenesí
en la penumbra del Roxy,
cuando ella dijo que sí.

Yo fui uno de los que lloraron
cuando anunciaron su demolición,
con un cartel de: «Nuñez y Navarro,
próximamente en este salón».

En medio de una roja polvareda
el Roxy dio su última función,
y malherido como King-Kong
se desplomó la fachada en la acera.

Y en su lugar han instalado
la agencia número 33
del Banco Central.
Sobre las ruinas del Roxy
juega al palé el capital.

Pero de un tiempo acá, en el banco, ocurren cosas
a las que nadie encuentra explicación.
Un vigilante nocturno asegura
que un trasatlántico atravesó el hall

y en cubierta Fred Astaire y Ginger Rogers
se marcaban "el continental".
Atravesó la puerta de cristal
y se perdió en dirección a Fontana.

Y como pólvora encendida
por Gracia y por la Salud
está corriendo la voz
que los fantasmas del Roxy
son algo más que un rumor.

Cuentan que al ver a Clark Gable en persona
en la cola de la ventanilla dos
con su sonrisa ladeada y socarrona,
una cajera se desparramó.

Y que un oficial de primera, interino,
sorprendió al mismísimo Glenn Ford,
en el despacho del interventor,
abofeteando a una rubia platino.

Así que no se espante, amigo,
si esperando el autobús
le pide fuego George Raft.

Son los fantasmas del Roxy
que no descansan en paz.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/07/2005 03:50:00 a. m. | Permalink | 0 Carcajadas Maliciosas
sábado, agosto 06, 2005
Imperdible, no me pude resistir
Fontanarrosa


Otra vez NO voy a publicar algo de mi autoría.
Ojalá lo hubiera escrito yo!!!
Pero imposible resistirse!!
Me lo van a agradecer...

-----------------------------------------------
Palabras Iniciales
Por Roberto Fontanarrosa

“Puto el que lee esto.”
Nunca encontré una frase mejor para comenzar un relato.
Nunca, lo juro por mi madre que se caiga muerta.
Y no la escribió Joyce, ni Faulkner, ni Jean-Paul Sartre, ni Tennessee Williams, ni el pelotudo de Góngora.Lo leí en un baño público en una estación de servicio de la ruta. Eso es literatura. Eso es desafiar al lector y comprometerlo. Si el tipo que escribió eso, seguramente mientras cagaba, con un cortaplumas sobre la puerta del baño, hubiera decidido continuar con su relato, ahí me hubiese tenido a mí como lector consecuente. Eso es un escritor. Pum y a la cabeza. Palo y a la bolsa. El tipo no era, por cierto, un genuflexo dulzón ni un demagogo.
“Puto el que lee esto”, y a otra cosa.
Si te gusta bien y si no también, a otra cosa, mariposa. Hacete cargo y si no, jodete.
Hablan de aquel famoso comienzo de Cien años de soledad, la novelita rococó del gran Gabo. “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento...” Mierda. Mierda pura.
Esto que yo cuento, que encontré en un baño público, es muy superior y no pertenece seguramente a nadie salido de un taller literario o de un cenáculo de escritores pajeros que se la pasan hablando de Ross Macdonald.
Ojalá se me hubiese ocurrido a mí un comienzo semejante.
Ese es el golpe que necesita un lector para quedar inmovilizado. Un buen patadón en los huevos que le quite el aliento y lo paralice. Ahí tenés, escapate ahora, dejá el libro y abandoname si podés.
No me muevo bajo la influencia de consejos de maricones como Joyce o el inútil de Tolstoi. Yo sigo la línea marcada por un grande, Carlos Monzón, el fantástico campeón de los medio medianos. Pumba y a la lona. Paf... el piñazo en medio de la jeta y hombre al suelo. Carlitos lo decía claramente, con esa forma tan clara que tenía para hablar. “Para mí el rival es un tipo que le quiere sacar el pan de la boca a mis hijos.”
Y a un hijo de puta que pretenda eso hay que matarlo, estoy de acuerdo.
El lector no es mi amigo. El lector es alguien que les debe comprar el pan a mis hijos leyendo mis libros. Así de simple. Todo lo demás es cartón pintado.
Entonces no se puede admitir que alguien comience a leer un libro escrito por uno y lo abandone. O que lo hojee en una librería, lea el comienzo, lo cierre y se vaya como el más perfecto de los cobardes. Allí tiene que quedar atrapado, preso, pegoteado.
“Puto el que lee esto.”
Que sienta un golpe en el pecho y se dé por aludido, si tiene dignidad y algo de virilidad en los cojones.
“Es un golpe bajo”, dirá algún crítico amanerado, de esos que gustan de Graham Greene o Kundera, de los que se masturban con Marguerite Yourcenar, de los que leen Paris Review y están suscriptos en Le Monde Diplomatique.
¡Sí, señor –les contesto–, es un golpe bajo! Y voy a pegarles uno, cien mil golpes bajos, para que me presten atención de una vez por todas.
Hay millones de libros en los estantes, es increíble la cantidad alucinante de pelotudos que escriben hoy por hoy en el mundo y que se suman a los que ya han escrito y escribirán.
Y los que han muerto, los cementerios están repletos de literatos.
No se contentan con haber saturado sus épocas con sus cuentos, ensayos y novelas, no. Todos aspiraron a la posteridad, todos querían la gloria inmortal, todos nos dejaron los millones de libros repulsivos, polvorientos, descuajeringados, rotosos, encuadernados en telas apolilladas, con punteras de cuero, que aún joden y joden en los estantes de las librerías.
Nadie decidió, modesto, incinerarse con sus escritos.
Decir: “Me voy con rumbo a la quinta del Ñato y me llevo conmigo todo lo que escribía, no los molesto más con mi producción”, no. Ahí están los libros de Molière, de Cervantes, de Mallea, de Corín Tellado, jodiendo, rompiendo las pelotas todavía en las mesas de saldos. Sabios eran los faraones que se enterraban con todo lo que tenían: sus perros, sus esposas, sus caballos, sus joyas, sus armas, sus pergaminos llenos de dibujos pelotudos, todo.
Igual ejemplo deberían seguir los escritores cuando emprenden el camino hacia las dos dimensiones, a mirar los rabanitos desde abajo, otra buena frase por cierto.
“Me voy, me muero, cagué la fruta –podría ser el postrer anhelo–. Que entierren conmigo mis escritos, mis apuntes, mis poemas, que total yo no estaré allí cuando alguien los recite en voz alta al final de una cena en los boliches.” Que los quemen, qué tanto.
Es lo que voy a hacer yo, téngalo por seguro, señor lector. Millones de libros, entonces, de escritores importantes y sesudos, de mediocres, tontos y banales, de señoras al pedo que decidían escribir sus consejos para cocinar, para hacer punto cruz, para enseñar cómo forrar una lata de bizcochos.
Pelotudos mayores que dedicaron toda su vida, toda, al estudio exhaustivo de la vida de los caracoles, de los mamboretás, de los canguros, de los caballos enanos.
Pensadores que creyeron que no podían abandonar este mundo sin dejar a las generaciones futuras su mensaje de luz y de esclarecimiento.
Mecánicos dentales que supusieron urgente plasmar en un libro el por qué de la vital adhesividad de la pasta para las encías.
Señoras evolucionadas que pensaron que los niños no podrían llegar a desarrollarse sin leer cómo el gnomo Prilimplín vive en una estrella que cuelga de un sicomoro.
Historiadores que entienden imprescindible comunicar al mundo que el duque de La Rochefoucauld se hacía lavativas estomacales con agua alcanforada tres veces por día para aflojar el vientre.
Biólogos que se adentran tenazmente en la insondable vida del gusano de seda peruano, que cuando te descuidás te la agarra con la mano.
Allí, a ese mar de palabras, adjetivos, verbos y ditirambos, señores, hay que lanzar el nuevo libro, el nuevo relato, la nueva novela que hemos escrito desde los redaños mismos de nuestros riñones. Allí, a ese interminable mar de volúmenes flacos y gordos, altos y bajos, duros y blandos, hay que arrojar el propio, esperando que sobreviva.
Un naufragio de millones y millones de víctimas, manoteando desesperadamente en el oleaje, tratando de atraer la atención del lector desaprensivo, bobo, tarado, que gira en torno a una mesa de saldos o novedades con paso tardío, distraído, pasando apenas la yema de sus dedos innobles sobre la cubierta de los libros, cautivado aquí y allá por una tapa más luminosa, un título más acertado, una faja más prometedora.
Finge. El lector finge. Finge erudición y, quizás, interés.
Está atento, si es hombre, a la minita que en la mesa vecina hojea frívolamente el último best-seller, a la señora todavía pulposa que parece abismarse en una novedad de autoayuda. Si es mujer, a la faja con el comentario elogioso del gurú de turno.
Si es niño, a la musiquita maricona que despide el libro apenas lo abre con sus deditos de enano.
Y el libro está solo, feroz y despiadadamente solo entre los tres millones de libros que compiten con él para venderse. Sabe, con la sabiduría que le da la palabra escrita, que su tiempo es muy corto. Una semana, tal vez. Dos, con suerte.
Después, si su reclamo no fue atractivo, si su oferta no resultó seductora, saldrá de la mesa exclusiva de las novedades VIP diríamos, para aterrizar en algún exhibidor alternativo, luego en algún estante olvidado, después en una mesa de saldos y por último, en el húmedo y oscuro depósito de la librería, nicho final para el intento fracasado.
Ya vienen otros –le advierten–, vendete bien que ya vienen otros a reemplazarte, a sacarte del lugar, a empujarte hacia el filo de la mesa para que te caigas y te hagas mierda contra el piso alfombrado.
No desaparecerá tu libro, sin embargo, no, tenelo por seguro.
Sea como fuere, es un símbolo de la cultura, un icono de la erudición, vale por mil alpargatas, tiene mayor peso específico que una empanada, una corbata o una licuadora.
Irá, eso sí, con otros millones, al depósito oscuro y maloliente de la librería.
No te extrañe incluso que vuelva un día, como el hijo pródigo, a la misma editorial donde lo hicieron. Y quede allí, al igual que esos residuos radioactivos que deben pasar una eternidad bajo tierra, encerrados en cilindros de baquelita, teflón y plastilina para que no contaminen el ambiente, hasta que puedan convertirse en abono para las macetas de las casas solariegas. De última, reaparecerá de nuevo, Lázaro impreso, en la mano de algún boliviano indocumentado, junto a otros dos libros y una birome, como oferta por única vez y en carácter de exclusividad, a bordo de un ómnibus de línea o un tren suburbano, todo por el irrisorio precio de un peso.
Entonces, caballeros, no esperen de mí una lucha limpia. No la esperen.
Les voy a pegar abajo, mis amigos, debajo del cinturón, justo a los huevos, les voy a meter los dedos en los ojos y les voy a rozar con mi cabeza la herida abierta de la ceja.
“Puto el que lee esto.”
John Irving es una mentira, pero al menos no juega a ser repugnante como Bukowski ni atildadamente pederasta como James Baldwin.
Y dice algo interesante uno de sus personajes por ahí, creo que en El mundo según Garp: “Por una sola cosa un lector continúa leyendo. Porque quiere saber cómo termina la historia”. Buena, John, me gusta eso. Te están contando algo, querido lector, de eso se trata.
Tu amigo Chiquito te está contando, por ejemplo en el club, cómo al imbécil de Ernesto le rompieron el culo a patadas cuando se puso pesado con la mujer de Rodríguez.
Vos te tenés que ir, porque tenés que trabajar, porque dejaste la comida en el horno, o el auto mal estacionado, o porque tu propia mujer te va a armar un quilombo de órdago si de nuevo llegás tarde como la vez pasada.
Pero te quedás, carajo. Te quedás porque si hay algo que tiene de bueno el sorete de Chiquito es que cuenta bien, cuenta como los dioses y ahora te está explicando cómo el boludo de Ernesto le rozaba las tetas a la mujer de Rodríguez cada vez que se inclinaba a servirle vino y él pensaba que Rodríguez no lo veía.
No te podés ir a tu casa antes de que Chiquito termine con su relato, entendelo.
Mirás el reloj como buen dominado que sos, le pedís a Chiquito que la haga corta, calculás que ya te habrá llevado el auto la grúa, que ya se te habrá carbonizado la comida en el horno, pero te quedás ahí porque querés eso que el maricón de John Irving decía con tanta gracia: querés saber cómo termina la historia, querido, eso querés.
Entonces yo, que soy un literato, que he leído a más de un clásico, que he publicado más de tres libros, que escribo desde el fondo mismo de las pelotas, que me desgarro en cada narración, que estudio concienzudamente cómo se describe y cómo se lee, que me he quemado las pestañas releyendo a Ezra Pound, que puedo puntuar de memoria y con los ojos cerrados y en la oscuridad más pura un texto de setenta y ocho mil caracteres, que puedo dictaminar sin vacilación alguna cuándo me enfrento con un sujeto o con un predicado, yo, señores, premio Cinta de Plata 1989 al relato costumbrista, pese a todo, debo compartir cartel francés con cualquier boludo.
Mi libro tendrá, como cualquier hijo de vecino, que zambullirse en las mesas de novedades junto a otros millones y millones de pares, junto al tratado ilustrado de cómo cultivar la calabaza y al horóscopo coreano de Sabrina Pérez, junto a las cien advertencias gastronómicas indispensables de Titina della Poronga y las memorias del actor iletrado que no puede hacer la O ni con el culo de un vaso, pero que se las contó a un periodista que le hace las veces de ghost writer.
Y no estaré allí yo para ayudarlo, para decirle al lector pelotudo que recorre con su vista las cubiertas con un gesto de desdén obtuso en su carita: “Éste es el libro. Éste es el libro que debe comprar usted para que cambie su vida, caballero, para que se le abra el intelecto como una sandía, para que se ilustre, para que mejore su aliento de origen bucal, estimule su apetito sexual y se encame esta misma noche con esa potra soñada que nunca le ha dado bola”.
Y allí estará la frase, la que vale, la que pega. El derechazo letal del Negro Monzón en el entrecejo mismo del tano petulante, el trompadón insigne que sacude la cabeza hacia atrás y hacia adelante como perrito de taxi y un montón de gotitas de sudor, de agua y desinfectante que se desprenden del bocho de ese gringo que se cae como si lo hubiese reventado un rayo.
“Puto el que lee esto.”
Aunque después el relato sea un cuentito de burros maricones como el de Platero y yo, con el Angelus que impregna todo de un color malva plañidero.
Aunque la novela después sea la historia de un seminarista que vuelve del convento.
Aunque el volumen sea después un recetario de cocina que incluya alimentos macrobióticos.
No esperen, de mí, ética alguna.
Sólo puedo prometerles, como el gran estadista, sangre, sudor y lágrimas en mis escritos.
El apetito por más y la ansiedad por saber qué es lo que va a pasar.
Porque digo que es puto el que lee esto y lo sostengo.
Y paso a contarles por qué lo afirmo, por qué tengo autoridad para decirlo y por qué conozco tanto sobre su intimidad, amigo lector, mucho más de lo que usted nunca hubiese temido imaginar.
Sí, a usted le digo.
Al que sostiene este libro ahora y aquí, el que está temiendo, en suma, aparecer en el renglón siguiente con nombre y apellido.
Nombre y apellido. Con todas las letras y hasta con el apodo.
A usted le digo.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/06/2005 11:32:00 p. m. | Permalink | 3 Carcajadas Maliciosas
Surprise, surprise!!

Woow!!

Visto y considerando el rango y/o nivel de la fauna existente, lo mío es leve, de eso estoy más que segura.

En qué me baso para sacar mis conclusiones?

Simplemente, en evidencia empírica. Basta con echar (corregido ha sido COBARDE anónimo) un largo y profundo vistazo alrededor para darse cuenta. Basta con querer y saber mirar.

- Quién es ésta para andar emitiendo estos juicios de valor? - preguntarán los perseguidos de siempre.

- Pues ni más ni menos que quien viste y calza. What you see is what you get, nothing more, nothing less - responderé yo y me negaré rotundamente a traducir (busquen en el mataburros que todavía no mató a nadie!)

Escuché por ahí decir que:

"De poeta y de loco todos tenemos un poco".

Puede que sea cierto, pero la diferencia está en las proporciones, mis estimados (tengan en cuenta las proporciones).

No me caracterizo, lo saben, por agradarle a todo el mundo. Tampoco lo busco, poco me importa. Y llegaré aún más lejos y diré:

- Desconfío de aquel o aquella que a todo el mundo agrade.

- A qué viene toda esta disquisición, acerca de todo y acerca de nada, en definitiva, traída de los pelos? - preguntarán unos pocos imprudentes, aún a riesgo de tentar a su suerte ya que no me gusta dar explicaciones.

- A una interesante conversación, mantenida con un interesante personaje que, como no podría ser de otra manera estando yo involucrada, terminó en un desacuerdo.- responderé yo, asombrándome de mi propia paciencia.

Y sin embargo, es en el desacuerdo, en la distancia de estos polos absolutamente opuestos, en dónde radicó lo interesante.

Su paciencia y tolerancia no me las ha contagiado en lo absoluto, pero ha resultado ser un personaje infeccioso y sí compartimos el sentido del humor.

Esta bruja no tiene más que quitarse el sombrero y ofrecerle una reverencia pues se la ha ganado.

Mis respetos, ojalá tengamos oportunidad de volver a conversar de bueyes perdidos algún día.

 
Elucubró Cruella De Vil el 8/06/2005 12:46:00 a. m. | Permalink | 18 Carcajadas Maliciosas
viernes, agosto 05, 2005
Llamado a la Solidaridad
Shadow 1



Aquella noche, al igual que en éstas últimas, sufría de insomnio.
Para no variar, con mi angustia/fijación oral, que nunca se fue pues vive conmigo. Y si a todo el combo, le sumamos el hecho que hace unos meses he dejado de fumar, imagínense!
Determinada a menguar un poco tanta sintomatología que me aquejaba, (siempre en malón, nunca de a una, las muy cobardes!) me dirigí al kiosco de la esquina en busca de unos caramelos ácidos, que se han convertido en una pobre excusa de "remedio casero" para estos menesteres.
Luego de realizada la compra, emprendo el camino de regreso a casa. Esta vez, sintiéndome un poco "rara" (más de lo habitual), más "liviana" (más de habitual). Al llegar a la puerta del edificio, y mientras hacía girar la llave en la cerradura, se me ocurre mirar por encima de mi hombro... cuál no sería mi sorpresa al darme cuenta de que mi sombra había desaparecido!
Eso sí que no lo iba a permitir!
Además, qué es una bruja sin su sombra? Cómo asustar a los desprevenidos caminantes en las esquinas o a los niños en las plazas proyectando horripilantes espectros? Es poco serio!
Desandé el camino hacia el kiosco. Me había propuesto recuperarla a como diera lugar.
Mi pesquisa comenzó con el propio dueño del kiosco, quien me aseguró que, en el momento en que distraída abonaba los caramelos (bruja sí, pero chorra no!), la sombra traicionera paró un taxi, saltó al interior y se dió a la fuga. Quiso la fortuna que el citado móvil perteneciera a una compañía de radio taxis y no tardé mucho en dar con el asustado chofer, quien juró que había dejado a la sospechosa en cuestión en la terminal de ómnibus de Retiro. Hacia allí me dirigí.
Es aquí donde comenzaría una sucesión de hechos, como mínimo, clasificables como "confusos".
Al llegar a la terminal de ómnibus y luego de realizadas encuestas varias, obtengo los siguientes resultados:
- 40% de los encuestados aseveran, en carácter de testigos oculares, haber visto a la sospechosa sacar un pasaje con destino a la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe, y abordar el transporte en cuestión, que partió 5 minutos antes de mi llegada. Afirman también haber visto a la sombra caminar por las plataformas, hablando sola (turula como la dueña!) acerca de caerle por sorpresa a una tal Angelina, ilustre habitante de esa ciudad, famosa por cocinar gnomos a baño María (je! existe cosa más fea que un enano de jardín, by the way?) y por el extraño don de ser capaz de transformarse, en menos de lo que se dice "Hoy soy veneno", en un pretzel humano.
- otro 40%, también en carácter de testigos oculares, niegan la anterior versión y se debaten entre dos nuevos destinos: algunos me informan que el pasaje en cuestión era con destino a la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires y que la conversación que la "turula" mantenía consigo misma era acerca de degustar cierto "postre" confeccionado por una joven dama con nombre de yoghurt (sería acaso la siempre bien ponderada Biopuritas? Cómo se nota que no la conocen!).
Otros, en tanto, apoyan la versión de que el destino elegido era City Bell y que la sombra iba en busca de una prestigiosa leguleya (Cecilia, quizás?), poseedora también de un alter ego (una tal Matilda) experta en asuntos del corazón. Al parecer (porque se le oyó amenazar con ir "En camino a vos"), iba la sombra en busca de consejo en estas lides. Esta última opción en particular, era la menos plausible, según quien suscribe. Es decir, lo dudo tanto!
- el 20% restante, fue categórico al afirmar que, la visita a la estación de ómnibus de Retiro no fue más que una maniobra de distracción, ya que la muy ladina habría abordado el colectivo 41 dirigiéndose raudamente hacia el barrio de Belgrano. Iba en busca de una tal Mafi (alias Maf, Mafucha, Shegua, entre otros; quien poseería un paraíso personal escondido a "La Sombra de la Luna"), con el objeto de hurtarle vilmente los resabios de algún pastel, torta, dulce, bizcocho, galletita y/o cualquier otra cosa de su confección, que encontrare a mano en su afamado freezer. O bien a mimetizarse (negra ella, negro él) con el pelaje de cierto can, famoso a nivel blogueril, a quien hemos de llamar solamente Oti T. para mantener su anonimato.
Harta ya de tantas idas y venidas, y no contando más que con versiones absolutamente disímiles unas de otras, emprendí la retirada de la terminal de Retiro.
Amanecía ya sobre la ciudad, y los comerciantes comenzaban a armar sus puestos callejeros. Al verme pasar, varios de ellos me reconocieron de inmediato, no debido a mi fama (mala, por cierto), sino porque confundiéndome con la fugitiva, comenzaron a correrme por las calles al grito de ¡¡Ladrona!!
Casi sin aliento, y sacudiendo los brazos cual aspas de un molino de viento, logré detenerlos y, al mismo tiempo, esquivar un zapatillazo cuidadosamente apuntado a mi frente. Una vez recuperado el don del habla, les hice el racconto de lo sucedido y aboné debidamente las deudas contraídas por esta hábil delincuente. Una vez disipada la furia y billetes en mano, los señores ofrecieron darme datos acerca del paradero de la doña. Me contaron que hurtó unos paquetes de pilas, algunas linternas, tres pares de ojotas (¿¿en pleno Agosto??) y, cargada de mercadería como estaba, salió corriendo con grandes zancadas y carcajeando fuera de sí al grito de:"Dr.Jack quiero la pastillita azul y la rosadita, también la verde y la amarillita". Al son de este cántico desaforado, iba jugando al ring-raje con todos los edificios del barrio, haciendo que varios vecinos salieran en camisón y pijama a los balcones y se acordaran de generaciones y degeneraciones de mis ancestros.
Ya no daba más de sueño, pero mi ira era mayor aún que mi cansancio. Y ustedes ya saben cómo me pongo, saco las "garras". No me iba a dejar vencer tan fácilmente, tenía que dar un poco más de pelea.
No tuve otro remedio que comenzar a recorrer los edificios por donde esta descerebrada había dejado huella. Por fin, uno de los encargados, dejó de barrer la vereda, y apiadándose de mi aspecto deplorable y de los enormes surcos bajo mis ojos (a esta altura de la soiree se podría haber sembrado en mis ojeras) me contó que, como hacía mucho frío y la tontaina ésta no hacía más que lamer una pila (el resto de su botín lo había perdido en la corrida) le dio pena. Le había pedido que lo esperara y le había prometido un desayuno (qué me contursi? la turula liga desayuno gratis y yo un discurso?). Aunque el encargado me confesó que el café con leche tardó un rato surtir efecto y que tuvo que sostenerla para evitar que continuara golpeándose la cabeza contra un poste de luz mientras canturreba algo así como: "Psicodélica Star de la mística de los pobres...lalalala" y aseveraba que amaba la Primavera en Abril.
De papelón en papelón! Qué sombra impresentable!
Y una tiene el prestigio de una Diva Pop por defender, un nombre, una posición ganada, un status.
Bueh, me estoy yendo por las ramas, volvamos a la odisea y al relato del señor encargado del edificio.
Luego del inmerecido desayuno, la colifa, agrandada como galleta en agua, irguióse y tomó por la subidita de la calle Maipú hasta Arenales. Sólo Satán sabe, como hizo esta inconsciente para no irse de nuca, ya que la subidita es bastante empinada.
Y como si las proezas hasta ahora realizadas hubieran sido pocas, se adentró en las oficinas de una empresa multinacional, a grito pelado, alegando ser la Presidenta de la Asociación Internacional de Arpías (perdónala Oh, celebérrima Candela de los Dolores!!, que no sabe lo que hace, mucho menos, lo que dice!) y que debía recibir el trato de clienta VIP de inmediato. Sobra decir que voló de una patada en las asentaderas (por no decir culo), que de sólo pensarlo, a mí me está doliendo.
Esto no termina aquí señoras y señores, no, no.
Están cansados ya del relato?
Pues a joderse!!!
Más cansada estoy yo, que la estuve persiguiendo a esta hija de mala madre (YO!) por media Ciudad de Buenos Aires!!!
Expulsada de las oficinas, patada en el tujes de por medio, esta inimputable no tuvo mejor idea que subirse, sin pagar boleto, of course, al 152 hasta Olivos.
No pregunten cómo (yo tampoco quise saberlo) recaló en San Isidro esta vez.
La descocada iba, ahora, en busca de un Cazador Predeterminado (¿? sí, ya sé, yo tampoco sé qué mierda significa), Gayabuc, tal el nombre del individuo en cuestión.
Parece ser que la estupidita, se quedó dormida en el transporte, y el chofer, aunque asqueado por el hilito de baba que corría por la comisura de la boca de la turula, la sacudió al grito de "Despabilate, Infradotada que ya llegamos!!" (muy fino el caballero, por cierto).
La infradotada, tal el mote impuesto por el señor conductor, se levantó, se mandó un bostezo de hipopótamo, se secó la baba con la manga y descendió del vehículo de un salto, fresca como una lechuga.
La idea de la señorita, si le cabe el término, no era otra mas que hurtar a Don Predeterminado una embarcación de su propiedad.
Y lo hizo nomás, lo logró, con el más rotundo y humillante de los éxitos, para desgracia de los oficiales de Prefectura Naval Argentina, quienes fueron los últimos en verla y sólo atinaron a decirme que la vieron muy sonriente y oronda, timoneando cual experta, poniendo proa hacia el Viejo Continente.
Según le oyeron comentar con unos marineros que por allí trabajaban, había decidido tomarse vacaciones (la muy desfachatada!). Había recibido, según mintió descaradamente y a toda jeta, una invitación de Un Hombre Sencillo (así lo describió ella) de nombre Atharwan.
Y allá se fue, dejando una estela de espuma, mientras se la oía tararear algo así como: "Creo que he visto una luz al otro lado del río..."
La descripción que de ella se hizo circular entre los barcos, tripulaciones y afines, corresponde a la mía (chequeen mi profile), excepto que ella es absolutamente negra.
Llamó la atención de los oficiales de Prefectura que, llevara como único accesorio y/o equipaje una bufanda color hueso que le daba varias vueltas al cuello.
Acá termina la historia de mi persecución infructuosa en busca de mi sombra fugitiva.
Al día de la fecha, sigo sin sombra. Soy más freaky que nunca.
Ninguna de las historias arriba mencionadas pudo ser comprobada en un 100% ya que aún se desconoce el paradero de mi sombra.
Y he aquí mi llamado a la solidaridad.
Si alguien la ve, le ruego, la atrape y la doble cuidadosamente (seguramente ofrecerá resistencia, pero tampoco es cuestión de andar rompiendo y/o rasgando mi sombra, al fin y al cabo soy una Diva!).
Pueden enviármela por encomienda, intentar faxearla (aunque lo veo como uno de los 12 trabajos de Hércules más que como una hazaña realizable por un simple mortal) o (he aquí la mejor opción de todas) scanearla, zipearla y enviarla por email como archivo adjunto. Del resto me encargo yo.
Desde ya aclaro que la devolución de mi sombra será altamente recompensada.
Estoy dispuesta a otorgarle a mi benefactor/a: cinco conjuros para lograr cinco aumentos de sueldo consecutivos; cuatro maldiciones a los políticos y/o enemigos y/o parientes de su elección; tres hechizos para evitar el stress, la envidia y el insomnio, dos pócimas para delegar tareas y quedar bien con el jefe y (ay, Satán perdóname!) un filtro de amor (qué asco me doy a veces!).
Desde ya, muchas gracias por su amable atención.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/05/2005 02:50:00 p. m. | Permalink | 19 Carcajadas Maliciosas