domingo, agosto 28, 2005
Revelaciones
Dedito
Good Girls & Bad Girls


Hace rato que he admitido que tengo el "Sí" fácil (la carne es débil y al menos soy honesta conmigo misma y con los demás al admitirlo).
Lo que nunca imaginé es que tenía un "No" muy poderoso, mejor dicho, contundente.
Debe ser porque, hasta ahora, no había hecho uso de esta palabra. Mejor dicho, no me había dado cuenta de sus implicancias.

Si me pongo de la vereda de enfrente, de la del receptor, obtener un "No" por respuesta suele causar ira, impotencia, frustración, tristeza.

Nunca creí que fuera posible utilizar esta palabra y ver sus efectos de forma inmediata. Ahora que tuve la oportunidad de hacerlo, lo confieso...
Mis "Sí" son fáciles.
Mis "No" son terminantes, inflexibles, dañinos y, hasta a veces crueles, casi, casi, como un golpe en el estómago, de esos que te dejan sin aire.

Mis "No" son poderosos. Me dí cuenta de que los necesito.
Debo aprender a utilizarlos y a dominar este arte.
Tengo la certeza de que volveré a necesitar de mis "No" muchas veces más a lo largo del camino.
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/28/2005 02:50:00 a. m. | Permalink |


9 Dejaron sus dosis de veneno...