martes, agosto 12, 2008
Oda a mi culo y síndrome de abstinencia.
Heme aquí.
Sigo viva, no soy un holograma, lo juro!
Como se imaginarán my fucking office no viene siendo últimamente un lecho de rosas.
Ahora que lo pienso, eso mismo me viene faltando...lecho! (llevo ya un par de semanas de vida monástica y me está haciendo daño!)
Si a eso le sumamos que hace ya más de un mes que no fumo, la hacemo completa, la hacemo.
Pero no me puedo quejar (demasiado), el dejar de fumar fue exclusiva decisión mía.
Vamos a ver cuánto me dura esta vez.
Pero...no todo ha sido negativo en estos últimos días alejada de ustedes.
Resulta que, hace un par de días, ha tenido lugar una llamativa coincidencia.
En dos de los círculos sociales que suelo frecuentar se han armado sendos conciliábulos.
Tema a debatir en ambos aquelarres: MI CULO.


Tal como lo leen.
El tema a desarrollar, el lunes próximo pasado, fue el de mis asentaderas.
El panel de opinólogas integrado por las concurrentes al gym coincidió en recordar a mi sra. progenitora al grito de:
"Qué hija de p*t*, mirá el *rt* que tiene!"
No han hecho mal al recordar a mi madre pero sí, de la forma en que lo han hecho ya que....es genético, mis amores.
I'm sorry for you.
Por otra parte, la banda de fascinerosas de la oficina no dudó en concluir que el culo "me nace a la altura de la nuca" (sic).
Creo que quisieron decir que es muy parado ya que, de otra forma, dudaría de la naturaleza del piropo.
Una de las participantes en esta disertación se animó a compararlo con una manzana.
Y la más guarra de todas amagó con manotear para tantear el terreno, según ella aseveró, con fines meramente científicos.
No le creí demasiado, les cuento.

Así es que, a pesar de lo agitado de mis días y de las penurias que vengo sufriendo (drama queen, moi?), nunca falta quien levante mi espíritu y me masajee...el ego (lo único que me vienen masajeando lately).
Demás está decir que las polleras han desaparecido de mi guardarropas.
Al menos hasta el verano.
Eat your hearts out, manga de sheguas!
Muejejeje
>=P
 
Elucubró Cruella De Vil el 8/12/2008 09:05:00 p. m. | Permalink | 16 Carcajadas Maliciosas