domingo, enero 22, 2006
Tempranero sabático
Dawn


Y al fin se dio!!
El sábado 21 del corriente,
BioBaby, Zita (bah,sus restos mortales), Deapoco y Ankh (afamada commenteadora, sin blog aún) nos congregamos en la puerta de paquetísimo reducto porteño del barrio de Palermo Hollywood.
Sorry, tipo, soy una Diva.
Esperaban algo menos?
Cual no sería nuestra sorpresa al ver que paquetísimo reducto encontrábase CERRADO?
Dispuestos a no permitir que minucia semejante arruinara tan importante evento, nos dirigimos, sin prisa pero sin pausa, a otro paquetísimo reducto en las cercanías.
Degustamos manjares varios.
Rociados con libaciones propias de gente como una, visteSS?
Todo muy top.
Muy de nuestra alcurnia, de nuestro nivel.
La conversación estuvo, of course, a la altura de los distinguidos comensales.
Calificar a esta velada de excelsa, sería disminuirla de categoría.
Después de todo...
SOY UNA NENA BUENAAAAAAA (y peino la muñeca, peino la muñeca, peino la muñeca...)
Eso sí, a vos te digo.
Sí, a VOS!!
NEVER AGAIN en tu PUTA LIFE, se te ocurra volver a solicitar un horario a tu conveniencia en ningún encuentro.
Especialmente si:
a) no está entre tus planes asistir
b) desconectás tu celular y/o sos ilocalizable
c) no respondés a los mensajes que se te dejan
d) no llamás, mandás un mail, paloma mensajera o señales de humo el día convenido para avisar acerca de tu ausencia
e) no llamás, mandás un mail, paloma mensajera o señales de humo, ni siquiera al día siguiente para disculparte por tu desconsideración

En lo personal, te cuento: trabajo hasta muy tarde durante la semana (hasta las 24, 01 am e inclusive hasta las 02 am).
Mis fines de semana son de las pocas ocasiones con las que cuento para descansar.
Levantarme antes del mediodía, exclusivamente para satisfacer un capricho, me costó muchísimo.
Lo hice y no me arrepiento.
Obtuve como recompensa el haberme encontrado con buena gente, inteligente y divertida.
Te lo perdiste.
La próxima vez que vengas con alguna de tus exigencias horarias, serás acompañado a la mesa por el comensal que aquí te presento...

Gallo

Si ves que se hizo la hora y no llegué, empezá sin mí nomás.
Yo pienso quedarme durmiendo en la camucha.
SABELO!

 
Elucubró Cruella De Vil el 1/22/2006 11:50:00 p. m. | Permalink |


10 Dejaron sus dosis de veneno...