domingo, marzo 12, 2006
Yo cumplo
persiana

Como buena bruja, dentro de mis poderes está el de avisorar determinadas situaciones.
Tengo la suerte de poder "oler" a determinadas personas, prever conflictos.
Así como considero que vivo la mejor edad y etapa de mi vida, de igual manera, pienso que no estoy en edad para pelotudeces.
Las pelotudeces para los pelotudos.
Y yo puedo ser muchísimas cosas pero nunca pelotuda.
No me gusta perder el tiempo.
En todo caso, si pierdo mi tiempo que sea como yo lo decido y no como lo deciden terceros.
Una de las primeras cosas que aclaro a cuanto ser humano se cruza en mi vida es:
"Conmigo NO te mandés un moco, una cagada, una metida de gamba." (apliquen aquí la terminología que sea de su agrado)
A menos, claro, que no te importe perderme.
Si es así, avanti.
Tengo la particularidad de NO dar segundas oportunidades.
Si me cagás una vez es TU culpa, si me cagás dos veces, la MIA.
Pasada la primer metida de gamba, tenés que remarla mucho.
Y aún así, es improbable que puedas recuperar mi confianza.
Quería que supieras que cuando algo, o mejor dicho, alguien llega a esta situación, tomo decisiones drásticas.
Para mí esa persona muere, le bajo la persiana.
He bajado tantas persianas en mi vida que ya perdí la cuenta.
Y no, jamás me arrepentí en ningún caso.
Es más, el tiempo me ha dado la razón y ha confirmado que los "homicidios" de mi cuantiosa colección fueron las mejores decisiones que pude haber tomado.
De un tiempo a esta parte, no me viene gustando el tufillo que te rodea, sé (porque ya me ha pasado anteriormente), casi con certeza, qué es lo que va a ocurrir.
Quería recordarte que, cuando digo algo, lo cumplo.
Y, si es necesario, te voy a bajar la persiana, sin miramiento alguno.
Pasarás entonces a ser un cadáver más en mi vasto cementerio.

 
Elucubró Cruella De Vil el 3/12/2006 10:10:00 p. m. | Permalink |


20 Dejaron sus dosis de veneno...